Dirección: Buenos Aires N° 621, Valparaíso - Teléfono: (032) 320 8091

Masaje descontracturante

Es un masaje manual que utiliza una mayor presión, con el fin de aliviar las tensiones de nuestro organismo producidas por el estrés, malas posturas o lesiones. Es mucho más especifico que el masaje de relajación y puede ser aplicado en uno o más grupos musculares, primero se localiza la zona contracturada (generalmente con dolor) y se trabaja en ella.

Los principales beneficios que se obtienen con este masaje es que alivia el dolor de las contracturas y recupera la movilidad de los músculos, aumenta el flujo sanguíneo, lo que favorece y acelera la reparación de los tejidos. Su aplicación debe realizarse de forma gradual y con suficiente intensidad para llegar a los tejidos musculares.

Masaje de relajación

Este masaje produce una sensación de bienestar que alivia y relaja el stress. Se aplican técnicas de relajación que devuelven el equilibrio al cuerpo y la mente. Mediante esta terapia se van eliminando contracturas, dolor de espalda, disminuye la ansiedad y el cansancio propio del ritmo de vida actual.

El masaje de relajación afloja los músculos tensos y los tejidos bloqueados otorgando energía en las terminaciones nerviosas, las glándulas, los nervios y el aparato circulatorio.

Durante el masaje se emplea el sentido del tacto, en primer lugar para diagnosticar la condición fisiológica general del paciente para continuar con la estimulación o relajación su sistema nervioso mejorando así la función de su sistema linfático. La tarea final es mantener el cuerpo libre de toxinas dañinas. De esta manera se afecta positivamente el nivel de energía y la salud general.

Este masaje hace que se eliminen tensiones y se recuperen fuerzas, contribuye a eliminar la depresión. Se nota tanto a nivel físico como psíquico.

Masaje descontracturante en silla

Es un tipo de masaje que se realiza con el paciente vestido y sentado en una silla ergonométrica de masaje y su duración es de 15 minutos, pero puede variar entre 10 a 30 minutos aproximadamente. El masaje en silla comprende las zonas de cabeza, cuello, hombros, espalda, cintura, brazos y manos.

Las técnicas utilizadas para hacer un masaje en silla son variadas, pero las más utilizadas son las que derivan del shiatsu, con presiones palmares, digitales, de codo y antebrazo sobre puntos y meridianos de acupuntura, estiramientos y compresión para disminuir la tensión muscular. Es un tipo de masaje de profundidad media a alta, sin ser por ello desagradable. Hay que tener en cuenta que al realizarse presiones sobre puntos muy concretos quizá pueda resultar un poco molesto, como por ejemplo los hombros, pero luego se siente alivio en la zona trabajada.

El masaje en silla está especialmente indicado para personas que no tienen mucho tiempo, las que necesiten descontracturar alguna zona de su cuerpo, que tengan pudor al desvestirse, para los que subirse a una camilla les resulte un problema debido a alguna lesión o discapacidad física. Las demandas para un masaje en silla son el dolor de espalda, cuello y hombros.

Masaje reafirmante

El masaje reafirmante consiste en pases enérgicos en zonas determinadas, como pueden ser el abdomen, los muslos, las nalgas, las caderas o los senos. Este tipo de tratamiento, es una de las técnicas más empleadas para lograr y mantener la salud de nuestra piel, porque le devuelve el aspecto firme y terso que tenía. Además, es ideal como apoyo a otros tratamientos estéticos encaminados a reducir volumen y grasa localizada. Este tipo de masajes es ideal complementarlos con una rutina de ejercicios.

Este tipo de masaje está indicado para pacientes con problemas de sobrepeso, con una excesiva flacidez corporal, ya bien por el paso de los años o por haberse sometido a dietas de adelgazamiento. También pueden ser empleados en aquellas personas que deseen reafirmar su musculatura.

Masaje reductivo

Es una técnica de masaje en donde se trabajan las zonas con mayor cantidad de grasas, en las cuales se aplican maniobras determinadas, las que van produciendo calor en la zona.

El aumento de temperatura, junto con el aumento de la circulación y el metabolismo local ayudan a reabsorber las grasas e incrementar el consumo de calorías por el aumento de actividad motora en la zona donde estamos trabajando. Lo anterior ayudará a disolver el tejido adiposo localizado.

Ayuda a combatir la celulitis, la flacidez, a reducir de talla y estilizará, moldeará la silueta corporal.

Drenaje Linfático

Se realiza de forma manual, es una terapia que suma al bienestar corporal que aportan los masajes convencionales, su poder para eliminar toxinas y aumentar las respuestas inmunitarias del organismo. Además está especialmente indicado en variadas patologías, preparar los tejidos antes y después de someterse a las distintas intervenciones de cirugía estética. Además sirve para la celulitis, edemas de embarazadas, síndrome pre menstrual, flacidez.

Piedras calientes

Las piedras calientes combaten el dolor, relajan y ayudan a recuperar el sueño, además de revitalizar, iluminar y oxigenar la piel. Su calor y poder magnético combinados con un masaje te revitalizan, te llenan de energía y oxigenan la piel de todo el cuerpo. Esta terapia es una combinación de piedras calientes de lava basáltica y piedras frías de mármol, que se aplican sobre puntos determinados del cuerpo y se usan para masajear zonas especiales

Masajes

  • maderoterapia.jpg
  • maderoterapia.png
  • maderoterapia facial.jpg
  • masaje-piedras-calientes.jpg
  • masajes de maderoterapia.jpg
  • masajes de relajacion.jpg
  • masajes descontracturantes.jpg
  • masajes general.jpg
  • masajes general 2.jpg
  • piedras calientes.jpg
  • t300x182.jpg